Laboratorio


Los puntos clave de nuestro trabajo son los laboratorios. Los profesionales y aprendices pueden acceder a los materiales más avanzados y tecnológicos del mercado. El curso tiene como objetivo ofrecer a los aspirantes un camino metodológico para enfrentar, con plena conciencia, la restauración de edificios con valor histórico y arquitectónico. Podrán experimentar con cada técnica dedicada a la recuperación.

Los laboratorios están equipados con ordenadores de vanguardia con los que es posible realizar diagnósticos de cada pieza. El uso de equipos informáticos es importante para comprender mejor y utilizar los materiales correctos.

Investigación - Análisis - Diagnóstico

Diagnóstico de los elementos estructurales de madera y piedra mediante tomografía sónica:

Nuestros diagnósticos estructurales no son destructivos, se utilizan para obtener información esencial y fundamental para establecer un proyecto de recuperación o mantenimiento. Los datos obtenidos nos permiten producir información fácilmente interpretable sobre el estado de conservación del elemento. Después de haber realizado la técnica de tomografía sónica, se añaden las fases de diseño de adquisiciones y los procedimientos operativos, se llevan a cabo ejemplos de investigación experimental para estudiar la conformación interna de la sección y para identificar heterogeneidad y daño, cuantificando su extensión y severidad. El mapa tomográfico indica diferentes estados de deterioro y áreas con diferente densidad y propiedades mecánicas.

Investigaciones videoendoscópicas

Las investigaciones videoendoscópicas están destinadas a examinar visualmente, con la ayuda de una microcámara, el interior de un agujero hecho en la pared de piedra. Por lo tanto, es posible identificar cavidades o vacíos, el tipo de muro de piedra, el estado de conservación y posibles anomalías del objeto del análisis. Para analizar la pared en los puntos identificados por el cliente, se ha llevado a cabo una investigación videoendoscópica introduciendo la microcámara en los agujeros hechos con un taladro equipado con una broca de 14 mm de diámetro, distribuidos en la fachada externa de la mampostería en la que está anclado el altar, siguiendo una cuadrícula de aproximadamente 1 - 2 metros de lado.

Ejecución técnica

El radar está constituido básicamente por un dispositivo transceptor capaz de enviar impulsos multifrecuencia a la pared y recibir las reflexiones generadas por los objetos ocultos y por los que la rodean. Todos los medios reales absorben las ondas electromagnéticas en función de sus características eléctricas. Un medio homogéneo parcialmente conductor se define desde un punto de vista eléctrico por un par de valores:

  • constante dieléctrica relativa;
  • conductividad;

La onda electromagnética generada por el radar se emite en la pared por medio de un transmisor (TX) dentro de la antena. Cuando las ondas electromagnéticas se encuentran con una discontinuidad física, parte de la energía incidente se refleja, generando un pulso similar al transmitido pero atenuado y distorsionado en fase y frecuencia, que es captado por un receptor (RX). La forma del pulso transmitido se calibra adecuadamente para obtener una distribución espectral de tipo Gaussiano, con el valor central que representa la frecuencia característica, o frecuencia central de la antena, que corresponde con la frecuencia dominante del pulso.

La frecuencia central de la antena determina las características de resolución y profundidad máxima de exploración que se puede obtener. Las discontinuidades, cavidades, material grueso, etc., inducen alteraciones en el campo electromagnético inducidas fácilmente detectables y ajustables.

Mapeo tomográfico del índice de los vacíos

Para lograr un mapeo adecuado del índice de los vacíos, se ha realizado una subdivisión del altar en superficies de aproximadamente 0,50 m², a través de una malla formada por 7 filas y 11 columnas. A cada microárea se le ha asignado un valor entre 0 y 20 que representa el índice de los vacíos, entendido como la presencia de vacíos evaluados en términos porcentuales en el volumen del muro. A este respecto, debe observarse que el término «vacío» se refiere a una zona de la pared que consiste en material grueso o, en algunos casos, de espacios intermedios llenos de material de desecho, que representan una solución de continuidad dentro de la estructura. La representación gráfica de la distribución del índice de vacíos se ha realizado con el software apropiado, capaz de realizar interpolaciones de datos puntuales y producir mapas de valores iso.

Restauración de textiles